3 cosas indispensables en una página web inmobiliaria.

Los días cuando una ventanita en el periódico era tu fuente de clientes se han ido. Casi todo el mundo hoy día ”busca por Google” lo que necesita. Y puedes observar que algunas compañías que sólo funcionan por internet llegan a ser sinónimo de propiedades en la República Dominicana. Así sabes que tan importante es el internet en el mercado de bienes raíces.

Anuncios Google

Es posible que tú también ya hayas gastado unos miles de pesos para crear tu página web, pero ¿qué ha aportado tu sitio web a tu negocio? ¿Está tan estancado como la mayoría de las páginas web inmobiliarias?

Si tu página web no es una herramienta de venta, aún no ha cumplido su papel.

Tu página web debe ser una herramienta para vender propiedades. Debe ser tu representante de venta; debe hablar tus alabanzas y ayudar a que se entusiasmen tus clientes potenciales hasta el punto de convertirse en clientes.

Para que tu página web sea una herramienta efectiva de venta, necesita 3 cosas:

1. Tráfico.
En un artículo anterior, dijimos que el tráfico es rey. ¿Qué es realmente tráfico? Tráfico es la cantidad de “personas” que visitan tu sitio web. Enfatizamos la palabra “personas”, para diferenciarlas de los robots que vistan tu sitio web, los cuales no son tráfico. Sin tráfico, tu website es inútil. Es como mantener una tienda en una esquina, pero donde nadie entra.

Traer tráfico hacia tu página web implica que la gente aprenda sobre ti, sobre tus propiedades, y más importante, es venderle la idea de convertirse en cliente tuyo.

Existen diferentes formas de traer tráfico hacia tu website. Puedes comprar tráfico vía Google Adwords; colocar banners en página de terceros; vía anuncios pagados en Facebook; o conseguir tráfico orgánico (gratis) desde los buscadores Bing, Yahoo, Google. Esta última opción implica optimizar tu sitio web, lo cual es más sostenible en el tiempo, ya que el tráfico pagado dura mientras estés pagando. Lo recomendable es usar ambas opciones, tanto el tráfico pagado como la optimización de tu website. La primera te genera tráfico de manera inmediata, pero la segunda te saldrá gratis a largo plazo.

 2. Buen diseño y navegabilidad.
El diseño de tu website es sumamente importante. Tu sitio web debe ser fácilmente navegable. Los usuarios se frustran cuando no pueden encontrar rápidamente en un sitio web lo que andan buscando.  Los sitios web que tú usas a diario saben eso. Facebook, por ejemplo, invierte millones de dólares para hacerse fácil de usar. Sabe que mientras más fácil es de usar, más tiempo pasas ahí. Y mientras más tiempo pasas, ves más paginas, se generan más impresiones para la publicidad de sus clientes. Mientras más rápido los usuarios pueden encontrar lo que andan buscando en tu página web, más probabilidad tienes que se pongan en contacto contigo.

Trata de que tu página web no sólo se vea bien y atractiva, sino que sea más bien  de “fácil navegación”.

3. Buen contenido.
Usa foto tuya y buenas imágenes de tus propiedades. Agrega información de contacto. Esas son el esqueleto de todos los buenos sitios web inmobiliarios.

Cuando publicas una propiedad, trata de anticipar las preguntas que pueden hacer las personas interesadas. Trata de aclarar todas sus dudas. No tengas prisas en publicar un inmueble, sino trata de hacerlo atractivo y venderlo. Es decir, muestras las razones por las que entiendes que sería un buen negocio para aquel que lo vaya a comprar. Si no puedes convencer a través de tu página web, con textos, imágenes, videos, y despertar el interés en aquel que vaya ver el inmueble online, tampoco serías capaz de venderlo físicamente.

Usa todas las herramientas a tu alcance para causar esta primera buena impresión en tus prospectos.

Anuncios Google

Be Sociable, Share!
No comments yet.

Leave a Reply