5 razones por las que tu casa no se ha vendido.

No importa el tipo de propiedad que quieres vender, existen algunos puntos clave que te pueden ayudar a agilizar su venta. Hay 5 reglas fundamentales que no debes violar, si deseas vender tu inmueble rápido.

Vamos a tratar de cada de esas reglas para vender inmuebles y verás por qué aún el tuyo no se ha vendido.

Anuncios Google

1. La condición física del inmueble.

Tú debes haber visto los vehículos usados en venta en los dealers. Están bien lavaditos por fuera y por dentro y huelen bien. Para vender tu casa o apartamento, ocurre lo mismo. Parece que lo sucio no vende. Debes limpiar tu inmueble por fuera y por dentro. Pintarlo, corregir las filtraciones, mantener las ventanas limpias y abiertas, recoger los regueros, encender las luces, limpiar el patio, pintar las verjas…

casa en venta en republica dominicana

“Depersonalizar” tu inmueble. Remover todo lo que hace de tu inmueble tu propio santuario: fotos de familia, cuadros viejos, diplomas, recuerdos. Los compradores quieren visualizar tu casa como suya. Es dificil para ellos hacer eso, si dejas colgados artículos personales en las paredes.  El comprador no se sentirá muy cómodo viendo su futuro hogar como ajeno.

Haz que tu inmueble dé la sensación de estar listo para ocuparse.

2. El precio de tu inmueble.
En general, casi todos los propietarios estamos perdidos con relación al precio de nuestros inmuebles. Primero porque todos pensamos que nuestro inmueble es el bien que más valor gana con el tiempo. Lo que en la mayoría de los casos resulta ser un mito. En la República Dominicana, siempre se ve el inmueble como una inversión – la mejor inversión – independientemente del uso que se le da. Siempre pensamos que el día que se vaya a vender nuestra casa o apartamento será siempre por el precio del oro. Lo malo es que también todo lo que nos afecta contribuye a fortalecer ésta nuestra opinión sobre nuestro inmueble: la tasación, la inflación, los impuestos, los precios del periódico o del internet, etc, etc.

Sin embargo, la realidad no es siempre así. Veamos por qué. Nada de lo que acabo de citar vende un inmueble, ni la tasación, ni los precios publicados, ni los precios del mercado. La venta se realiza por el comprador. Y muchas veces el comprador no tiene la misma opinión que nosotros sobre el valor de nuestro inmueble.

No te lleves mucho de la tasación ni los precios en que están “publicados” los demás inmuebles. La tasación no vende. En mi caso particular, siempre he comprado y vendido por debajo de la tasación. Muy por debajo. A veces me pregunto: si no fuera porque el banco la pide siempre, ¿para qué más sirve una tasación?

No te fijes demasiado de los precios del mercado, siempre se mencionan éstos. Pero ¿cuál es ese precio? Y ¿cuál es el mercado? Guiándome de los famosos precios del mercado, siempre he puesto los míos por debajo y termino vendiendo aún mucho más por debajo, después de perder tiempo y dinero. Así me decía que “el precio real“, el precio que vende no es ni el del mercado ni el de la tasación, sino el precio del comprador. Lo que el comprador esté dispuesto a pagar por el inmueble. La única buena referencia sería el precio en que se han vendido otros inmuebles similares. Pero lo malo es que esos precios sólo  los conocen las agencias y los profesionales del sector. No salen en los periódicos, ni por internet.

De todos modos, el precio verdadero es el del “comprador”. Y para que tú no confundas “el comprador” con las legiones de prospectos y de no sé quienes más, con los que llaman, visitan, prometen, pero nunca pagan, te digo lo que llamo un comprador: un comprador es una persona, física o jurídica, que te entrega a ti un dinero a cambio de tu inmueble, ante un notario, contra un documento de compra venta con valor oficial. Las personas que llaman por teléfonos, e incluso las que visitan tu casa o apartamento que está a la venta, no pasan de ser meros curiosos, posibles interesados (a los que falta un largo proceso de negociación) e incluso entre ellas están las competencias tuyas que tratan igual que tú de vender sus casas o apartamentos y se informan de tus condiciones para ver sus posibilidades y determinar el valor reales de los suyos. Si te llevas de todos ellos, tu casa o apartamento seguirá siempre en venta, sin venderse.

Y si tú crees que el precio de los inmuebles que aparecen en los anuncios, en los clasificados del periódico y en los portales inmobiliarios en internet, si tú crees que es el precio de referencia de mercado, comprueba cuanto tiempo llevan esos inmuebles sin venderse, tú te darás cuenta que dichas referencias sólo sirven “para no vender”.

3. La competencia del mercado.
Este punto requiere de cierta investigación. Lo más recomendable es que lo hagas con tu corredor o agente inmobiliario de confianza. El puede orientarte sobre la tendencia del mercado y sobre el precio que debes pedir por tu inmueble para mantenerlo competitivo. Como acabas de ver, los indicadores más asequibles no son 100% fiables.

4. La promoción del inmueble.
Confía tu casa o apartamento a un agente o corredor inmobiliario serio y competente, que le dé promoción a tu inmueble. Eso agiliza la venta en muchos aspectos.  Los compradores potenciales hablan con más libertad y se sienten más a gusto cuando el dueño del inmueble no está presente. El corredor bueno y dedicado, sabe cómo vender un inmueble y promueve el tuyo.

Encuentra un agente o corredor en el que confías para vender tu propiedad. Pero no dejes de promoverla por tu lado, con amigos, familiares, en tu cuenta de Facebook, etc.

No te fijes mucho en los nombres de agentes o corredores que suenan mucho, no son siempre los mejores para vender tu inmueble. Muchas veces, ellos archivan tu propiedad o la agregan a su enorme lista, sin darle ninguna promoción en particular. Algunos agentes te dejan plantado hasta para venir a ver el inmueble, imagínate después de captarlo qué promoción le darán. En un próximo artículo, te presentaré unos tips para elegir un buen corredor o agente de bienes raíces.

5. Facilidad para mostrar el inmueble.
Aunque hagas todo lo que acabo de mencionar, si no muestras el inmueble, no se va a vender. Tu casa o apartamento tiene que estar listo en todo momento y hora para ser mostrado a los potenciales compradores. Es difícil que el primero que lo vea lo compre. Tienes que estar dispuesto a mostrarlo al país entero, hasta que uno decida comprarlo. Es por eso que, además de promoción, se necesita mostrarlo y mostrarlo.

Como  tratamos en un articulo anterior, esta última parte es sobretodo lo que hace que, para vender un inmueble, es mejor confiarlo a  un agente o corredor de bienes raíces. Porque implica mucho trote, no tienes por qué pasar por eso. Existen muchos profesionales dispuestos a promover y mostrar tu inmueble y agilizar su venta.

Espero que estos consejos puedan ayudarte a vender tu propiedad con la mayor celeridad. No olvides tener los papeles de tu inmueble en orden, para no retrasar el proceso, en el momento que aparezca el verdadero comprador. Si eliges un buen corredor o agente inmobiliario, el te orientara sobre sobre el papeleo, para tener todo listo.

Si te gusta este artículo, no dudes en dejar tu comentario y compartirlo con tus amigos.

Anuncios Google

Be Sociable, Share!

,

2 Responses to 5 razones por las que tu casa no se ha vendido.

  1. Manuel Olivo August 15, 2013 at 12:53 pm #

    Falto mencionar la elección de un buen agente que le asista en cada uno de estos pasos. En un pais con tan alta tasa de desempleo existen muchas personas que se hacen llamar vendedores o asesores inmobiliarios que mas que facilitar el proceso de venta lo dificultan y saber elegir quien lo acompañará en la gestión de venta de un inmueble puede hacer una gran diferencia.

    • admin August 15, 2013 at 1:20 pm #

      Gracias Manuel, por tu comentario. Como lo prometimos, publicaremos pronto los consejos para elegir un buen corredor inmobiliario. Hay más de un criterio que tomar en cuenta para tener una experiencia exitosa con un agente inmobiliario.

Leave a Reply